Noticias de Otavalo

La mañana de ayer, un numeroso grupo de habitantes de varias comunidades de la parroquia San José de Quichinche, en compañía de la presidenta de la Federación Indígena y Campesina de Imbabura (FICI), llegaron hasta el Distrito de Educación Intercultural y bilingüe 10D02 para dar a conocer su oposición ante el cierre y fusión de algunas escuelas de esta parroquia.

ASISTENTES. La reunión se llevó a cabo en el salón de actos de la Unidad Educativa ‘Otavalo’, en donde funcionan las oficinas del Distrito. Luis Morales, Director Distrital, escuchó todas las intervenciones de los asistentes quienes, en kichwa, explicaron a Morales el por qué estaban en desacuerdo con el cierre de algunas escuelas y la fusión de las mismas con otras que están en comunidades vecinas.

ESCUELAS. En la parroquia Quichinche existen 24 instituciones educativas, de las cuales, según informes preliminares, deben fusionarse 7, lo que conlleva al cierre de las mismas. La escuela ‘Galo Larrea’, ubicada en la comunidad de Cambugán. ‘Esta escuela la construyeron nuestros padres y nos preocupa saber que la van a cerrar’, dijo César Túquerres, síndico de la comunidad.

INSPECCIÓN. Dicha escuela tiene 60 niños, y según Morales, es un número reducido para que esta institución funcione. La reunión con los comuneros se extendió por aproximadamente 2 horas. ‘Las distancias entre las comunidades y las escuelas y la inexistencia de transporte por esas comunidades, son la principal causa de oposición ante esta iniciativa.
Esta mañana, representantes del Distrito de educación, realizarán un recorrido en el campo, para definir, con la población, que instituciones deben cerrarse para fusionarse con otras de la comunidad más cercana.

Buscar