Noticias de Otavalo

Un nuevo capítulo se suma a la telenovela entre el Municipio de Otavalo y los comerciantes de la ciudad. Esta vez, los protagonistas son los vendedores ambulantes los que protestaron y exigieron que se respete el derecho a trabajar. Cerca de 120 vendedores de todo tipo, acudieron para reunirse con el comisario municipal, el objetivo es poder trabajar sin problema alguno por esta temporada. Luego de varias idas y vueltas se llegó a una solución momentánea. Hoy podrán laborar normalmente, mañana queda prohibido y el que lo haga corre con el riesgo que le confisquen los productos.

El lunes habrá una marcha pacífica entre los comerciantes que tendrá como finalidad reunirse con el alcalde Gustavo Pareja. “Lo importantes es que estamos en dialogando, vamos a buscar un consejo para llegar a una solución”, adelanta Marco Barba comisario municipal quien insiste en cambiar los hábitos de trabajo entre los comerciantes. El comercio informal en Otavalo literalmente, es el talón de Aquiles, en esta administración. Varias medias se han tomado para controlarlo pero hasta el momento no se llega a una solución definitiva. Desde la comisaria se está propiciando al dialogo para llegar a una solución definitiva.

SOLUCIÓN TEMPORAL

“Arreglo, arreglo no hay, lo que sí hemos pedidos es trabajar hoy, seguimos en diálogo”, reconoce Juan Carlos Andrés, uno de los comerciantes que sostuvo el diálogo con el comisario. Las ventas informales son evidentes en la ciudad. La calle Roca y Juan Montalvo; Abdón Calderón y Modesto Jaramillo son las elegidas por los vendedores.

El sector de la terminal también es una de las zonas predilectas. Al momento no se tiene cifras exactas sobre el número de comerciantes, pero de acuerdo a los mismo informales habitualmente son cerca de 400 a 500 personas.

Fuente: www.elnorte.ec

 

Buscar