Noticias de Otavalo

La segunda generación de los Faccha Huayras, un grupo con trayectoria de aproximadamente 25 años, graba el tercer disco de música ecuatoriana, rescatar la cultura y vivir las tradiciones son los objetivos principales de los ocho integrantes de la agrupación.

En los primeros 15 días del mes se realizará el lanzamiento de un vídeo en el que escogieron locaciones importantes para los otavaleños, con el fin de que se reconozca lo majestuoso de la cultura del pueblo indígena.

Los instrumentos de cuerda, viento y percusión, a través de los acordes, permiten que los ritmos ancestrales se escuchen en armonía.

Un grupo de jóvenes del pueblo indígena hace 25 años iniciaron el sueño. El objetivo es que la música folklórica sea escuchada por el pueblo indígena y cada persona que vea sus presentaciones reconozca la identidad de los otavaleños.

Entonar las canciones para ellos era no solo un pasatiempo sino un estilo de vida, subir a los escenarios a demostrar el talento, era para los jóvenes un regalo divino que lo compartían con sus semejantes.

Los dirigentes y miembros de las comunidades comenzaron a reconocer el talento de los otavaleños y se convirtieron en una de las agrupaciones favoritas del Valle del Amanecer.

Faccha Huayras, vientos de la cascada, es el nombre que escogieron para que la riqueza de la naturaleza local se vea reflejada en la música que es parte de la identidad de las comunidades del pueblo indígena.

Con el pasar del tiempo los miembros de la comunidad manifestaron que es importante que el grupo no se termine para “ayudar con un granito de arena”, a fortalecer la cultura del pueblo indígena.

Desde que pensaron en esto comenzaron a analizar la situación y a reconocer el talento de jóvenes de las comunidades donde vivían, pero después se fijaron que la tradición debe continuar con su propia familia y seres queridos.

Sus hijos, niños y adolescentes, admiraban a sus padres y por herencia recibieron el talento de cantar, tocar la guitarra, el bandolín y más instrumentos ancestrales de viento, cuerda y percusión, la ilusión de los padres crecía.

Algunos obtuvieron el don natural y los miembros fundadores de Faccha Huayras se dieron cuenta de la necesidad de innovar en la música y también de darse a conocer a través de internet, para lo que dejaron el paso a sus hijos, sobrinos y amigos más jóvenes para que lideren los procesos.

Los músicos de la nueva generación se han dado a conocer, por su talento, a través de los medios de comunicación y las redes sociales, donde tienen miles de visitas en sus videos y reproducciones de música.

Una de las características más fuertes de la agrupación es que en sus vídeos musicales utilizan espacios y lugares de las comunidades de Otavalo para que sean reconocidos por la naturaleza y el contacto con los seres vivos, característico del pueblo indígena.

Para la participación de más personas que buscan mantener y fortalecer la identidad ancestral, invitan agrupaciones de baile en sus vídeos, en esta ocasión el grupo Etno Contemporáneo Andanzas es quien puso la coreografía del disco.

Este grupo de baile es conformado por otavaleños que buscan que el arte ancestral y contemporáneo sea apreciado en la zona y con su trabajo y movimientos demostrar la importancia de sentir la música y el ritmo de cada canción. Los danzantes están felices de formar parte de la grabación del vídeo.

Los Faccha Huayras continuarán creando canciones folklóricas con el fin de que la gente conozca el arte musical ancestral por medio de las armonías de la agrupación.

 

Fuente: www.elnorte.ec

Buscar