Este es un cuento recogido en la localidade Quinchuquí, en la Provincia de Imbabura

Relator: Mercedes Saravino

Adaptación: Luis Flores

 

GUERRA DE RELÁMPAGOS

 

El cielo se obscureció como higo maduro, había  una gigantesca nube estorbando el paso del sol, de pronto apareció un viento soplando gotas de lluvia y al poco tiempo se descragó un buen aguacero.

El Taita Imbabura y la Mama Cotacachi se quedaron mirando fijamente y cuando estaban bien mojados y fruncidos comenzó la riña.

De un lado a otro comenzaron a lanzarse rayos y relámpagos, unos caían en los arboles, otros en las montañas, todo el valle se iluminaba y se apagaba.

 

 

- Hayka karaju hayka!- Se escuchaba gritar a los dos cerros y a lo lejos, los truenos sonaban como el mugido del toro más bravo.

Esa guerra parecía que era cuento de nunca acabar, pero de tanto pujar, los dos cerros se fueron cansando y la lluvia dejó de caer.

 

 


 

La gente y los animales de las dos zonas estaban llenosd e ronchas y solo se pasaban rascando, mientras que el Taita Imbabura y la Mama Cotacachi estaban como si nada hubiese pasado, para ellos todo lo acontecido fue únicamente un juego. Ese fue el resultado que dejó la guerra de truenos entre ambos cerros y cada vez que el cielo se oscurece, el primer rayo anuncia el comienzo de un nuevo enfrentamiento.

Buscar