LA CANCIÓN DEL INDIO

                                                                           Dr.Luis Enrique Cisneros

  

El dios Sol no ha muerto

para nuestra raza;

con fulgores rojos

su feliz retorno

y un mejor mañana

anunciando está.

II

Ya no somos siervos

de la gleba, esclavos;

como nuestros Shyris,

como nuestros Incas,

somos indios dignos,

 somos hombres libres.

III

La Reforma Agraria

rompió las cadenas

de la servidumbre,

de la tiranía

que en el huasipungo

nos envileció

IV

Ya quedó encendida

con esto la antorcha,

sempiternamente,

de la redención;

como Rumiñahui;

lucharemos todos,

desde nuestras tierras

por la libertad.

V

El dios Sol no ha muerto

para nuestra raza.

plegarias de llanto

y ofrendas de sangre,

vertidos sin tregua

la hicieron volver.

VI

Ya no somos siervos

de la gleba y parias;

y la tiranía de los gamonales

ya llegó a su fin.

VII

Y no más ultrajes,

ya no más escarnios,

para nuestra raza

ni extorsión atroz;

hasta el agro mismo,

hasta nuestras chozas,

llegó la justicia

para nuestro bien.


 

Buscar