A MI AMIGO DE SIEMPRE

 

Aqui estoy amigo de mi angustia,

viviendo en soledad con mi tristeza

hoy quiero dialogar sin amargura,

de los gratos recuerdos que aún me quedan

Más, veo que me faltan las palabras,

que el dolor las ahoga y las ahuyenta

y un grito que se afrerra a mi garganta

logra acallar la voz de mi consciencia.

 

Me encuantro en una carcel sin salida,

a cadena perpetua condenada

esperando que algun día me digas

tienes las libertad, ven a mi ESTANCIA

y desde aquí quiro decirte, AMIGO

que ahora sufro en parte tu agonia,

es que es tan grande y profundo mi martirio

que hasta siento me sangran tus heridas.

 

Que yo tengo como tu el costado abierto,

y en el alma clavadas mil espinas,

por tanto amor y desconsuelo,

por tanta ingratitud y tanta insidia.

Por saber, hoy que el hombre es una fiera

que asalta, roba, viola y asecina

vende su alma por miseras monedas

desafiando, insolente, a tu JUSTICIA

 

Por ver como agoniza la inocencia

en los parques, las calles y las plazas,

en los antros de vicio y de miseria

donde se esfuman sueños y esperanzas

y por ver como el mundo se desangra

en infernales guerras fratricidas

con armas de lo más sofisticadas

sembrando por doquier muerte masiva.

 

Por eso ruego mi querido AMIGO,

hagas valer tu autoridad divina,

antes que el mundo caiga en el abismo

del que jamas podría tener salida

y si este mi pedido contraria

tu santa voluntad y sus designios

olvida ahora mismo mi osadia,

Perdoname Señor!¡Mi Buen AMIGO! 

Buscar